Skip to content

Precio Libre/Aportación Consciente

Después de mucha introspección, me he dado cuenta en un nivel muy profundo que tenemos que cambiar nuestra manera de relacionarnos con el dinero y buscar otras maneras de conseguir abundancia y alegría en nuestras vidas. Así que he decidido arrancar este año (Abril de 2010) con una nueva manera de valorar mis servicios. El idea es poner un PRECIO LIBRE a mis servicios. El precio libre se distingue de la “voluntad” en que la voluntad puede ser interpretado cómo una limosna, mientras un PRECIO LIBRE implica que se da un VALOR al servicio ofrecido.

Lo he encontrado muy difícil en  el pasado valorar lo que hago basado en una cantidad fija de dinero.

Hay tantos factores:

  • mis necesidades
    • tengo gastos fijos: coche, teléfono, internet, comida, ropa, etc.
    • emocionales: sentirme valorada y respetada, y hacer lo mismo para los demás
    • físicas: trabajar a un paso razonable sin sentir presionada a “acabar” rápido en vez de cuidar los detalles. Cuidar mi salud (y espalda).
    • mi experiencia: he dedicado 12 años da mi aprendizaje, y ya dedico muchas horas a trabajos voluntarios y no-remunerados… no puedo vivir únicamente para los demás, si no consigo cubrir mis necesidades básicas.
  • tus necesidades
    • NO es lo mismo “necesitar”  un edificio para una primera vivienda, un lugar para montar un negocio, un almacén, o una casa para los fines de semana.
    • tu situación particular: familia (solo, pareja, amigos), circunstancias actuales, tipo trabajo/sueldo.
    • QUIEN va a hacer la obra (tu y tus amigos/voluntarios, o gente contratada-si es la segunda espero ser compensado al mismo nivel que los demás).

Hay que ser sincero. Me choca a veces que alguien contrata un “profesional” (sea fontanero, carpintero, abogado o lo que sea) pagando unos sueldo muy altos, pero cuando viene a la mía (que es la base de la obra) no les parece razonable lo que pido. O que alguien espera que el “diseño y asesoría” sea gratuita porque no es “trabajo de verdad.” Os aseguro que una buena preparación y planificación de la obra os ahorrará tiempo, dinero y errores a lo largo del proceso.

Además, lo que para una persona es un sueldo razonable para otra es mucho o poco. Algunos me han dicho que cobro poco y que nadie va a valorar mi trabajo si no pido más, y otros han dicho que simplemente no pueden permitir mi ayuda…

Después de mucha reflexión he decidido que la única solución es pedir que el CLIENTE decide cómo valorarme, y luego yo decidiré si acepto o no. Ahorra os toca a vosotros decirme cuanto/como quieren pagar. Para mi ayuda (diseño, asesoría, obra, etc) espero ser valorado y compensada, pero estoy abierta que esta compensación sea monetario,  trueque (para productos, servicios, conocimientos o incluso trabajo si no tienes nada más para “ofrecer”), o una combinación.

De momento, Abril 2010, es la primera vez que intento este sistema. Espero que funciona, porque realmente siento que nuestra mundo tiene que cambiar su manera de relacionarse con el dinero, a la vez que siento que los esfuerzos y experiencias de los demás (¡y sobre toda la mía!) debería ser apreciada y recompensada de alguna manera. NO puedo permitir hacer todos mis trabajos sin cobrar (Es menos-valorar a mí misma) no quiero poner el mismo precio para todos. Me parece injusto.

Así que adelante, atrévate a sugerirme lo que me ofreces en cambio de mi ayuda.

abrazos, Rikki

5 comentarios leave one →
  1. carlos marani permalink
    28 mayo, 2010 14:55

    Hola Rikki: leí con atención lo del precio libre, te felicito por la propuesta, mucha suerte, no puedo participar, estoy en Argentina, estoy organizando un grupo de Permacultura en Casilda, besos, carlos.-

    Me gusta

  2. Eka permalink
    12 junio, 2010 01:37

    según iba avanzando en la lectura sobre tu concepto del precio libre, más avanzaba mi asombro por tu creatividad. Pero sobre todo me asombra la sencillez de tu Logica en consonancia con los principios que transmites.

    Te felicito y ojalá dieras comentario de su buen funcionamiento. Por ahora estoy aún en busca de una finca.. y la mayoría está en terreno protegido. Creo que llegaré a hacer algo en un futuro con balas de paja y para entonces me gustaría ponerme en contacto contigo.

    ¡Adelante Rikki!

    Me gusta

  3. Manolo permalink
    26 abril, 2011 12:30

    Olé! Me quito el sombrero, eso es demostrar (y demostrarse) confianza en la vida. Cuéntanos si estás contenta un año después, va…🙂
    Creo que ese debe ser el nuevo paradigma económico; ando preparándome para poder aportar utilidad suficiente a los demás y trabajar algún día con esa misma filosofía.

    Así que te doy las gracias desde el corazón por abrir brecha. Felicidades por ser así de valiente; espero que nos veamos por el camino!

    Me gusta

    • Rikki Jennifer Nitzkin permalink*
      28 abril, 2011 18:04

      Hola,

      gracias por tus ánimos. La verdad, es que no puedo decir que funciona muy bien. Desde que elegí esta filosofía no he tenido ningún trabajo a lo cual aplicarlo. Sólo he dado cursos/talleres, y tengo que cobrar un precio fijo para los cursos porque la gente no tienen ni idea cuanto trabajo entra en preparar y llevar a cabo un curso- así que nunca me darían lo que necesito para hacerlo si no pusiera yo el precio.

      Las pocas personas que han preguntado sobre mi ayuda en obras, no han vuelto a escribir después del primer intercambio de emails. Lo que no sé, es si lo de Precio Libre les asusta, o bien si simplemente quieren algo de mi que no estoy preparada a hacer (ej. llevar a cabo una obra sin la participación del promotor).

      Espero que sea la segunda…

      salud y Paz,
      Rikki

      Me gusta

  4. 7 julio, 2012 21:19

    Si, esto e un lio. La gente paga viajecitos, cubatas, droguitas, cenitas… (vamos capitalismo duro y petrolifero) y luego cutrisima con las personas honradas. Es horroroso.
    Yo no lo soporto. Y la solucion: sin pestanear, ni dudar el precio que te parezca justo: haz los calculos de cuanto quieres libre al mes, contando con que tus gastos son justos no de marajà, y bueno, sin que te lleve el demonio del dinero, cuantifica, reparte, pide. Basta. Como el resto de los que ofrecen un servicio o producto en este mundo que si es capitalista, pues lo es. Ya cuando hagamos la revolucion pondremos otras reglas, mientras tanto, estas las han aceptado a la chita callando,,… casi todos/as. Y si no: al monte con dos cabritas, huertecito, veganismo, y tranquilidad.
    ciao
    nacho

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: